Publicado: 15.03.2019 - 18:08 | Última actualización: 25.03.2019 - 10:54
Más eficiencia para la movilidad de la población

Cambios en regulación de aplicaciones de transporte a partir de estudio económico

Tras análisis del mercado de transporte oneroso de pasajeros en Montevideo, por aplicaciones, taxí y remises, la IM elevó un proyecto a la Junta Departamental para reabrir el registro de permisarios.

Por primera vez en su historia, la Intendencia de Montevideo elaboró un exhaustivo estudio económico sobre el funcionamiento del sector de transporte por aplicaciones (Uber, Easy Taxi, Cabify y Uruguay Presente) y sus consecuencias en el sector de transporte oneroso de pasajeros, que incluye vehículos dedicados al servicio de taxis y remises, y los vehículos habilitados y registrados para trabajar con las diversas plataformas electrónicas que operan en el departamento de Montevideo.

El informe fue realizado en base a datos aportados por conductores de taxis y datos oficiales de laIntendencia de Montevideo, Dirección General Impositiva (DGI) y Banco de Previsión Social (BPS).

A partir del 1º mayo del año 2018 se suspendió el ingreso de nuevos permisarios para poder prestar servicio en el sector de transporte oneroso de pasajeros en vehículos privados contratado a través del uso de plataformas electrónicas.

La razón para ello fue la realización de un estudio que describiera el funcionamiento de esta nueva modalidad de transporte en la ciudad y sus impactos tanto en los sectores preexistentes (taxi y remise), como en la movilidad de la ciudad.

El 12 de marzo comparecieron ante la Junta Departamental de Montevideo los directores del Departamento de Movilidad, Pablo Inthamoussu; de la División Transporte, Gonzalo Márquez y del Servicio Técnico de Transporte, Justo Onandi.

En dicha instancia fueron presentados los principales resultados del estudio realizado, así como la visión que la Intendencia tiene sobre este tema y los cambios que se entiende necesario impulsar en la legislación vigente.

En este sentido, el informe apunta que “existen varios elementos como para concluir que el registro debería reabrirse” y que en relación al taxi “no hay razones de peso para pensar en su extinción en el mediano plazo”.

Principales resultados

El estudio indica que la relación entre cantidad de taxis disponibles y cantidad de vehículos por aplicaciones es de 1 a 4, lo que significa que en “hora pico” las aplicaciones cubren la demanda que el taxi no puede.

La mayoría de los vehículos que trabajan en estas nuevas modalidades de plataformas lo hacen en forma parcial o eventual, lo cual implica que lo hacen en aquellos horarios de pico de la actividad, en donde el déficit de unidades de taxi se ha hecho históricamente más notorio, sobre todo al comparar el tamaño del sector en Montevideo y en ciudades comparables de la región.

Por otra parte es necesario preservar el sector del taxi, ya que garantiza el acceso universal al servicio de transporte oneroso, al ser el único que presta servicio con amplia cobertura geográfica sin que el usuario necesite un plan de datos o una tarjeta de crédito internacional, a la vez que es el único en el cual la tarifa es conocida y fijada desde el sector público.

En cuanto a la primera conclusión, cabe señalar que la actual reglamentación del transporte por plataformas deja habilitadas algunas prácticas que vulneran el espíritu inicial buscado, el cual generaba una opción de trabajo personal, y en todo caso familiar, pero no estaba pensada para la generación de relaciones asalariadas o esquemas de arrendamiento de vehículos por parte de algunos permisarios a choferes.

La reglamentación actual reconoce dos tipos de figuras distintas: el permisario y el chofer.

El estudio explica que la razón de habilitar estas figuras era poder contemplar algún tipo de comportamiento colaborativo, en que, por ejemplo, un padre propietario de un coche se lo prestara a su hijo para poder tener una fuente de ingresos.

Por tal motivo, la Intendencia elevará a la Junta Departamental un proyecto de modificación del decreto que regula a las plataformas, donde se establece la exigencia de que el permisario sea a la vez chofer de su vehículo. Además, se exige que el permisario sea a su vez el titular registral del vehículo.

También se extiende por un mes más -a partir del 31 de marzo- el cierre del registro de permisarios, para conceder el tiempo necesario para el tratamiento legsilativo del proyecto.

El transporte oneroso de pasajeros en cifras

Según los datos recabados por la Intendencia para el estudio realizado, en Montevideo hay 29.79 taxis y 4.807 automóviles registrados y habilitados para trabajar con plataformas digitales.

Pero no todos los permisarios, pese a estar registrados, prestan servicio, existiendo una diferencia relevante entre la cantidad de permisarios habilitados y el número que trabaja efectivamente, que asciende a 3667 (76%).

En cuanto a los remises, la cantidad de unidades habilitadas apenas pasa del 10% de aquella relativa a los vehículos con taxímetro.

El informe de la Comuna concluye que la totalidad de vehículos por aplicación funcionando en la ciudad, equivalen en la realidad a unos 1000 taxis (taxis-equivalentes), con lo cual la cantidad de taxis- equivalentes se sitúa en unos 4000.

Los taxis equivalentes surgen de la comparación con la cantidad de taxis que se precisarían para hacer dicha cantidad de kilómetros o viajes.

La cantidad de vehículos en funcionamiento en simultáneo llega en promedio a unos 1000 vehículos/hora, en los horarios punta de la mañana, retrayéndose luego a unos 800 vehículos/hora para volver a aumentar durante el pico de la tarde a unos 1100 vehículos/hora, y caer nuevamente hacía la noche a 700 vehículos/hora.

Esto significa que el transporte de pasajeros por aplicaciones puede reaccionar de mejor forma a los picos de la demanda debido a que la mayor parte de los choferes se dedican a esta actividad de un modo intermitente

Esta posibilidad de tener flexibilidad en la oferta de vehículos es una característica deseable para atender en forma más eficiente las necesidades de movilidad de la población.

Plataformas: mayoría de conductores no las usan como trabajo principal

Dentro del universo de plataformas digitales, que incluyen Easy Taxi, Cabify, Uruguay Presente y Uber, ésta última es la que explica la mayor parte de la provisión del servicio de transporte.

La mayoría de los permisarios conducen su propio vehículo (61%); una fracción minoritaria -pero cuantiosa- conduce su vehículo pero también tiene registrado otro conductor (31%), mientras que un grupo minoritario no conduce su vehículo y tiene registrado otro conductor (9%).

La mayoría de los permisarios de Uber (casi un 70%) tiene una intensidad de trabajo que se podría considerar como relativamente moderada, explicando cerca de la mitad de los viajes y el kilometraje realizados. Un porcentaje bastante menor de conductores tienen una dedicación plena a esta actividad.

En este sentido, el informe refiere a los permisarios de tipo A o intensos (que realizan más de 700 viajes/mes- 5%), permisarios de tipo B o medios (realizan entre 400 y 700 viajes/mes- 27%) y permisarios de tipo C o moderados (realizan menos de 400 viajes/mes- 68%).

La investigación señala que los conductores realizan un promedio de 2,34 viajes por hora.

Una gran mayoría tiene una dedicación moderada a la actividad (tipo C), y no depende de esta actividad como medio principal de vida y solo una parte minoritaria de ellos se dedica en forma importante (tipo A) a la actividad.

Se calcula quelos ingresos por viaje promedio ascienden a $114,72 y los ingresos por hora promedio representan $ 267,98.

En los conductores de uso medio por un promedio mensual de 60 o 140 horas, los ingresos netos por hora trabajada son $174, 58.

En el caso de conductores que el informe considera como moderados o medios en su intensidad de trabajo, obtienen ingresos por hora más atractivos que quienes se dedican a la tarea en exclusividad.

Para quienes tienen dedicación intensiva, los ingresos crecen más que proporcionalmente a medida que aumenta la cantidad de horas trabajadas en el mes, dada la existencia de costos fijos que no dependen del volumen de trabajo realizado (seguro obligatorio para pasajeros, seguro particular del automóvil, patente de rodados).

De acuerdo con la evaluación realizada por la Intendencia, los niveles de ingreso de los socios conductores han caído en forma importante desde los primeros momentos en que irrumpió la plataforma Uber en el mercado, dado que la empresa ya no ofrece los incentivos y bonificaciones de aquél momento, y los costos fiscales y previsionales no formaban parte de la ecuación general antes de la regularización del servicio.

Sostenibilidad de la actividad del taxi no está en juego

A diferencia de lo que sucede con los permisarios de las aplicaciones de transporte, los permisarios del sector taxi son todos y sin excepción permisarios que hacen uso profesional e intenso del vehículo.

El estudio económico de la Comuna estima en un 20-25% la caída en la actividad del sector del taxímetro en los últimos tres años. A esto se agrega un ciclo de descenso del valor de la chapa, de máximos históricos de unos 120.000 dólares entre 2011 y 2015 a unos 45.000 dólares en el año 2018.

También recuerda que, durante todo el período analizado, la cantidad de taxis trabajando permaneció constante y en el entorno de las 3000 unidades operativas.

El análisis muestra que los taxímetros recorren un promedio de 255 kilómetros diarios; realizan un promedio diario de 33 viajes, con una recaudación por viaje de $156,12 lo que arroja una recaudación diaria promedio de $5054 y una recaudación de $20.39 por kilómetro recorrido.

La remuneración actualmente suele acordarse con los trabajadores en un 29% de la recaudación diaria, junto con un viático de $ 142,57 por día.

El permisario de taxímetro tiene ventajas sobre el Uber: exoneración de IMESI e IVA cuando adquiere vehículo, patente ficta y reducida, puede acceder al fideicomiso de la nafta o al consumo de diésel y tiene beneficios tributarios desde el año 2003 por la Ley 17.651.

La única excepción es el caso del costo del seguro, ya que los vehículos que operan por plataforma acceden a un seguro de valor más reducido con respecto al taxi.

Sin embargo, los permisarios de transporte de pasajeros a través de aplicaciones asumen gastos en combustible, aportes sociales del trabajador, mantenimiento del auto, IVA y gastos por reemplazo de la unidad (cambio de flota cada 4 años).

De acuerdo con el estudio de la Intendencia, la entrada al mercado del transporte de pasajeros por plataformas ha traído una consecuencia positiva en términos de eficiencia en el funcionamiento del sector.

“Obligados por el decreto 36.197, los vehículos por aplicación solo pueden trabajar con medios de pago electrónicos, lo cual mejora la propia eficiencia de las transacciones, a la vez que atiende el aspecto relacionado con la seguridad”, señala el informe.

Esta mejora en la eficiencia comentada, ha presionado también al propio sector del taxi a llevar adelante sus propios esfuerzos, tanto en el desarrollo de aplicaciones con prestaciones similares para el despacho de vehículos como en el desarrollo de soluciones que permiten a los clientes el pago a través de medios de pago electrónicos.

Sin embargo, el informe apunta que durante el año 2017 hubo en Montevideo 470 transferencias de permisos de taxis y en el año 2018 año unas 350 (cifras preliminares), “lo cual indica que sigue existiendo operativa en el sector, así como interés en adquirir permisos, aún en la coyuntura actual”, concluye.

En definitiva, el estudio finaliza afirmando que “no parece haber razones para dudar de la sostenibilidad de la actividad del sector el taxi en el corto y mediano plazo ya que los principales factores que hacen a la competencia entre los subsectores del transporte oneroso de pasajeros le son favorables”.

Así, en los últimos tiempos, están confluyendo varias iniciativas en el sector del taxi tendientes a mejorar la eficiencia y la calidad en la prestación del servicio. Taxis eléctricos, aumento del tamaño y modernización de las unidades, instalación del pos para habilitar medios de pago electrónicos. Existe aún un amplio margen para seguir mejorando la actividad.

La flexibilidad en el funcionamiento de las nuevas modalidades permite que la oferta de vehículos disponibles, acompañe más de cerca la evolución de la demanda de pasajeros.

Las soluciones de movilidad exitosas en las ciudades reposan necesariamente en la existencia de un sistema de transporte integrado de calidad, en donde el transporte colectivo es la espina dorsal del mismo y es complementado por opciones de movilidad individual o compartida en donde el taxi, el remise, el TPA, el carsharing, las bicicletas públicas y otros tienen su papel a jugar. Esta es la idea que descansa bajo el concepto de “Movilidad como Servicio”.

Compartir esta página
Dependencia responsable: 
Piso 2 sector Ejido, puerta 2 073
1950 2034
movilidad@imm.gub.uy
Lunes a viernes de 10 a 16 horas
Asistente Virtual
X
Clara
Ir al Facebook de la Intendencia de Montevideo
Ir al Twitter de la Intendencia de Montevideo
Ir al Instagram de la Intendencia de Montevideo
Ir al canal de Youtube de la Intendencia de Montevideo