Publicado: 18.09.2014 - 15:14 | Última actualización: 22.10.2020 - 17:27

Prevención en el tránsito

 
Semáforo
 
El establecimiento de normas de seguridad en el tránsito no es arbitrario. La ausencia o la falta de cumplimiento de la reglamentación aumenta el riesgo de accidentes y traumatismos.

La conducción a velocidades excesivas o inadecuadas, bajo la influencia del alcohol, el sueño o cansancio, y no utilizar dispositivos de protección (cinturón de seguridad, sistema de retención infantil y cascos) para todas las personas que viajan en un vehículo, son factores que contribuyen a aumentar las lesiones.

Cuanto mayor es la velocidad, menos tiempo tiene quien conduce para frenar y evitar un choque. A mayor velocidad, mayor gravedad, por lo tanto establecer límites a la velocidad obedece a minimizar los resultados de un accidente, ya que la probabilidad de que un/a peatón muera luego de la embestida por parte de un vehículo se incrementa exponencialmente con el aumento de la velocidad.

Dispositivos de protección

La obligatoriedad de utilización del cinturón de seguridad para todos los ocupantes del vehículo ha logrado disminuir los traumatismos y la gravedad de estos en accidentes de tránsito. Los sistemas de retención infantil son un elemento importante en lo que refiere a la prevención de traumatismos en menores y su uso también es obligatorio, debiéndose usar modelos que reúnan las condiciones reglamentarias de acuerdo a la complexión y estatura del menor.

Los cascos también son una protección que resuelve de gran forma las lesiones causadas por accidentes de tránsito, pero para que sean eficaces deben ser aprobados por la norma UNIT 650 y ser de la talla de la persona.

Estudios internacionales ponen de manifiesto que un/a motociclista sin casco tiene  veces más probabilidad de morir por lesiones en la cabeza que uno/a que sí lo lleva. El 75% de los motociclistas que muere por accidente de tránsito es a causa de lesiones en la cabeza.

Factores de riesgo

La ingesta de alcohol aumenta la probabilidad de accidentes con consecuencias graves. Uruguay, a través de la Ley 18.191, logró alcanzar los estándares de los países líderes en cuanto a valores aceptados para conducir un vehículo, estableciendo para quienes conducen vehículos de transporte de carga o pasajeros el valor 0 (cero).
Como medida general de prevención, siempre que beba alcohol o consuma algún tipo de droga legal o ilegal no conduzca.

La utilización de teléfonos celulares mientras se conduce genera distracción, lo que aumenta el tiempo de reacción ante una frenada de emergencia, por lo cual su uso está prohibido.

La fatiga es otro factor de riesgo. Si bien afecta a todas las personas que conducen, es de suma importancia para quienes conducen vehículos de transporte de carga o pasajeros. Existe riesgo potencial si las personas conducen habiendo dormido menos de cinco horas en las últimas 24, o si conducen entre las 2 y las 5 a. m.

La importancia de la utilización de los sistemas de seguridad y el respeto de las normas no solo es importante para evitar lesiones y muertes en el tránsito, sino que reducen los gastos ocasionados como consecuencia de un accidente de tránsito: atención médica, movilización de personal especializado (bomberos, urgencia médica etc.) e internación en CTI.

Existen otros gastos que paga la sociedad que son los derivados de atender a quienes quedan con discapacidad parcial o total.

El rango etario que entre los 20 y 29 años agrupa el 25,5% de las personas que muere en accidentes de tránsito, lo que significa que el país se queda sin personas en edad plena de producir y comenzar a aportar sus conocimientos.

Compartir esta página
Dependencia responsable: 
Piso Planta baja sector Santiago de Chile, puerta 51
1950 1608 / 1616
transito@imm.gub.uy
Lunes a viernes de 10 a 16 horas
Asistente Virtual
X
Clara
Ir al Facebook de la Intendencia de Montevideo
Ir al Twitter de la Intendencia de Montevideo
Ir al Instagram de la Intendencia de Montevideo
Ir al canal de Youtube de la Intendencia de Montevideo